Con marcha caravana Azua se proclama provida

abril 26, 2021

Por Brianda Y. Medina.

Azua de Compostela.- Fue celebrada la Caravana Celeste: por la resurrección, la familia y la vida, por la zona pastoral de azua perteneciente a la Diócesis de San Juan de la Maguana.

La actividad en rechazo al aborto en la República Dominicana fue realizada la tarde del domingo 25 de abril en la histórica y ciudad poesía del sur.

Con una marcha que inició desde el frente de las inmediaciones de la Junta Central Electoral de esa demarcación, los provida recorrieron parte de las comunidades y barriadas de esa localidad, finalizando en el Parque Central. Los azuanos mostraron su total rechazo en contra de las tres causales; acción que se vio respaldada por cientos de familias que al pasar por los alrededores de sus hogares se sumaban a esta causa.

La actividad contó con la participación del obispo de la Diócesis de San Juan de la Maguana, Mons. Tomás Alejo Concepción, Mons. José D. Grullón Estrella, obispo emérito de la misma, los sacerdotes Rvdo. Bernaldo Peralta Florián y el Rvdo. Duván López;  encargados de organización y promoción de la marcha, además la Senadora por la provincia sureña, Dra. Lía Díaz, el alcalde por el Municipio cabecera de Azua de Compostela, Lic. Ruddy González, las iglesias evangélicas con los Pastores José Luis Matos y Julián Joaquín en su representación, así como las autoridades de la Policía Nacional y la DIGESETT, quienes se encargaron de regular el orden público y el tránsito respectivamente.

“Azua es Provida”, “No queremos una cultura de muerte que mate a nuestros niños” “Salvemos las dos vidas” y “Queremos seguir en defensa de la vida”, fueron parte de las consignas alzadas por los participantes durante el trayecto realizado desde sus diferentes vehículos por calles de esa jurisdicción Compostelana.

Las palabras de bienvenida de la caravana estuvieron a cargo del Rvdo. Duván López y con la animación del P. Bernaldo Peralta. La misma contó con la transmisión de Radio Corazones, emisora diocesana de toda la Región Sur del país, así como por diversos medios tanto locales como nacionales, que desde sus inicios hasta el final los acompañaron con sus reportes y videos en vivo, a través de las diferentes Redes Sociales.

“Somos emisarios de vida, Jesucristo Buen Pastor dador de vida; y queremos decir que ante la creación humana, no es un problema religioso como argumentan algunos, sino que es una cuestión antropológicamente humana, por lo tanto, ninguna institución, ningún gobierno ni ninguna sociedad puede crear leyes para determinar quién nace y quién no, o quién vive y quién no vive; porque la misma naturaleza humana es la que da verdaderamente el valor de la vida”, expresó Monseñor Tomás Alejo Concepción, quien en ese orden aseguró que basado en esto, las leyes dominicanas y el Tribunal Constitucional de la República no pueden contradecir en nada la creación de la naturaleza, por lo que ratifican el valor de las dos vidas.

En el mismo ámbito se pronunció Mons. José Grullón, quien les exhortó a los parlamentarios que “Ellos están para el buen ejercicio de sus funciones y legislar en nombre de la verdad y del bien común; que respetemos la vida que es lo que Dios nos dejó, para que él de igual forma mantenga y alimente a la humanidad”.

Al respecto tomó la palabra la senadora de la provincia Lía Díaz, asegurando que, sin importar los ataques realizados hacia su persona por diferentes medios, continuará en defensa de la vida desde su concepción, porque cada niño que viene al mundo, lo hace con una esperanza.

Frente a los grandes retos y desafíos por los que atraviesa nuestra sociedad dominicana en cuanto a la defensa del nacimiento y ante la inminente pretensión de implantar una cultura de muerte con la inclusión en el Código Procesal Penal Dominicano de la despenalización del aborto en tres causales, esta caravana ha sido considerada por muchos como una lucha incansable que no están dispuestos a abandonar sin obtener los resultados propuestos.

De su lado el Pastor José Luís Matos, presidente de la Confraternidad de Pastores de las Iglesias Evangélicas de Azua, externó su fiel creencia y apoyo en favor de la vida, afirmando que Jesús murió para darnos vida y que en relación con esto tanto los hermanos de las iglesias católicas como ellos se han hecho uno ante una misma lucha.

Al culminar la Marcha Celeste en el Parque Central de la ciudad azuana, el padre Duván López expresó su agradecimientos a todos los participantes, resaltando el apoyo de los fieles de la Iglesia Católica, así como de las hermanas Iglesias Evangélicas, de las diferentes autoridades e instituciones provinciales que dijeron presente y a todos los que con su esfuerzo hicieron posible dicha actividad.

Con la bendición de Monseñor José Grullón Estrella, obispo emérito de la Diócesis de San Juan De La Maguana, quedó clausurada la caminata por la resurrección, la familia y la vida, en la cual se alzó la voz en contra del aborto y sus tres causales.

Artículos relacionados